GWINNETT.- El martes estuvo en corte el joven Manuel López quien conducía un auto robado al momento de huir de la Policía de linburn y estrellarse a más de 95 millas por hora.

El incidente ocurrió el pasado miércoles 8 de enero cuando según Eduardo Morales, uno de los jóvenes que acompañaba a López, decidieron faltar a la escuela e irse a celebrar el cumpleaños de López.

Morales dijo al canal "WSBTV" que cuando López vio el auto del oficial entró en pánico porque no traía licencia de conducir y por ello aceleró.

Ahora los investigadores dicen que los cuatro jóvenes son sospechosos de  formar parte de una pandilla y que dos de los cuatro podrían estar relacionados a robos ocurridos en el área.

Sin embargo, Morales negó las acusaciones en su contra de los investigadores y dijo que no es miembro de una pandilla y agregó que desconocía que iba en un auto robado.