Aprueban la iniciativa HB481 sobre el aborto dependiendo del latido del  corazón en el feto

ATLANTA.- El ayuntamiento de Atlanta dio un revés a la polémica “ley del primer latido”.

El Concejo Municipal aprobó por unanimidad una resolución que se opone a la ley HB481, que prohíbe los abortos una vez que un médico puede detectar un "latido del corazón" de un feto, que generalmente puede ser detectado a las seis semanas de embarazo, los detractores dicen que en ese periodo de tiempo muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas.

"Toda mujer tiene derecho a elegir", dijo el concejal Amir Farokhi, quien patrocinó la resolución, "No es una decisión que el gobierno o, francamente, los hombres, tengan alguna opinion váida".

La ley fue promulgada por el gobernador Brian Kemp el pasado 7 de mayo y entrará en vigencia el 1 de enero, a menos que esté bloqueado por los tribunales federales, citando a Roe vs Wade, el fallo de la Corte Suprema de EE. UU. de 1973 que permite que las mujeres realicen abortos hasta aproximadamente 24 semanas en el embarazo.

Algunos tecnicismos de la ley podrían permitir a los fiscales presentar cargos de homicidio contra mujeres que abortan después de detectar un latido fetal y así como penas de cadena perpetua para los médicos que realicen dicho procedimiento.

"Ninguna mujer debe vivir con miedo de la cárcel o la pena de muerte por tomar una decisión sobre su salud", dijo Farokhi. "Del mismo modo, los médicos no deben temer el encarcelamiento por hacer su trabajo".

Leyes similares, incluso más restrictivas han sido aprobadas en Alabama, Missouri y Mississippi. Varios fiscales del distrito metropolitano de Atlanta dijeron que no procesarán a las mujeres por practicar un aborto.

El fiscal del condado de Fulton, Paul Howard dijo que "no tiene ninguna intención de enjuiciar a una mujer conforme a esta nueva ley", y agregó que tampoco procesaría a los proveedores de servicios de aborto.

La fiscal del distrito del condado de DeKalb, Sherry Boston, dijo que no procesará a nadie debido a la "ambigüedad y preocupaciones constitucionales" del proyecto de ley.

"Como mujer y madre, estoy preocupada por la aprobación y el intento de aprobación de leyes como esta en Georgia, Alabama y otros estados", dijo Boston en un comunicado.