(TELEMUNDO ATLANTA).- La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, aseguró que no sólo los residentes de la ciudad son responsables del incremento de tiroteos y carreras callejeras, sino que este problema se debe a que pandilleros de otras ciudades vienen a Atlanta a seguir la fiesta.

Bottoms dijo que los bares y centros nocturnos en la ciudad están abiertos, como si no hubiera una pandemia; y que su oficina no puede hacer mucho porque el gobernador Brian Kemp, no ha puesto un cierre y un alto a esta situación.

La alcaldesa expresó que la policía de Atlanta está tomando nuevas medidas para detener las carreras callejeras, y espera que pronto den resultados.