CHAMBLEE.- Ana Lluvia mira fijamente la fotografía de su hijo colocada en un pequeño altar en la humilde vivienda de su casa en Atlanta.

Lo único que sabe es que su hijo salió el recién pasado lunes 24 de agosto con unos amigos y al día siguiente agentes de la policía le estaban tocando la puerta de su vivienda para comunicarle el deceso de su hijo.

A la madre le dijeron que Kevin Raúl Ozuna Suástegui, de 18 años, estaba muerto. El reporte de policía obtenido por Telemundo Atlanta indica que le dispararon por la espalda, al menos una vez.

El crimen ocurrió en el complejo de apartamentos Valley Oaks en Chamblee el martes 25 de agosto alrededor de las 7 a.m., según reportes oficiales obtenidos por Telemundo Atlanta.

Los amigos de Kevin y familiares han colocado velas cerca de donde habría quedado su cuerpo.

Reportes oficiales indican que un sujeto, descrito como afroamericano le habría disparado. Aparentemente hubo algún tipo de forcejeo entre los atacantes y Kevin Raúl.

Un testigo dijo que escuchó unos gritos y vio un vehículo tipo SUV marca Nissan Murano, color negro, y presenció cuando un hombre que estaba afuera del automóvil estaba forcejeando con alguien en el asiento trasero del lado del conductor. Segundos después un hombre que vestía una camiseta color marrón, gorra y pantalones negros, con una estatura de aproximadamente 6 pies y 4 pulgadas, se aproximó al vehículo desde la parte de atrás y agarró supuestamente a Kevin y le habría disparado por la espalda, lo lanzó al suelo. Posteriormente el sospechoso se habría subido al vehículo en la puerta abierta y se fueron del lugar.

La policía dice que revisaron las cámaras de seguridad a la entrada del complejo de apartamentos y obtuvieron el número de placa de un vehículo, el cual se cree, es en el que se transportaban los sospechosos y cuyo propietario es un hombre hispano, según la investigación preliminar.

Los agentes de la policía de Chamblee que llegaron al lugar lo encontraron sin pulso y le administraron resucitación cardio pulmonar hasta que llegaron los paramédicos. Lo llevaron al hospital adonde se le declaró muerto.

La madre de Kevin dijo a Telemundo Atlanta que “era un joven querido por sus amigos y buena persona. Trabajaba con ella limpiando casas o edificios”. Su funeral se realizará el domingo a las 6 de la tarde.

De momento, la familia tiene abierta una cuenta de gofundme para poder pagar los costos de la funeraria. La madre dice que Kevin acaba de cumplir los 18 años apenas una semana antes, el 17 de agosto. Ella tiene otro hijo con necesidades especiales y no tiene trabajo.