LAWRENCEVILLE.- Este lunes, la policía dijo que busca a un hombre identificado como Eriberto Villanueva por la muerte de Benedicto Granados de 30 años de edad.

El incidente ocurrió el viernes poco antes de las 3 de la mañana en una vivienda ubicada en Barnaby Court en Lilburn.

Michele Pihera de la policía de Gwinnett dijo a Telemundo Atlanta que una disputa verbal escaló a los disparos.

Las autoridades dicen que Villanueva le disparó dos veces a su víctima en el pecho. Granados fue llevado a un hospital donde falleció.

La policía no ha dado más detalles sobre el posible móvil, pero todo parece apuntar a una disputa que escaló.

Eriberto Villanueva es originario de México. La policía cree que puede estar armado y es considerado peligroso. Aún no se ha recuperado el arma involucrada en el asesinato de Granados.

Cualquier persona que sepa del paradero de Villanueva debe reportarlo a las autoridades y no enfrentarlo, dice la policía.

Mientras hoy estuvo en corte un hombre sospechoso de la muerte de su hijo de 9 meses la cual ocurrió el viernes en una vivienda de la ciudad de Duluth.

La madre, Kimberly Hernández, declaró a la policía que dejó a la bebé en el cuidado de su padre mientras ella trabajaba, según documentos de la corte.

El sospechoso identificado como Khaliq Woods de 23 años de edad dijo que había estado jugando con la niña lanzándola al aire y agarrándola la noche del viernes, las 10 p.m la dejó en la cama supuestamente dormida. A las 2 a.m. del sábado la llevó al hospital porque no respiraba. Ahí la declararon muerta.

La policía arrestó a Woods con 4 cargos por la muerte de la bebé. El reporte dice que tenía moretes no consistentes para su edad.

El juez le dijo hoy a Woods que enfrenta cargos de agresión, crueldad infantil en primer grado, ataque agravado y homicidio criminal.

La próxima fecha de corte para Woods será el jueves 12 de diciembre a la 8:30 de la mañana.