(TELEMUNDO ATLANTA).- En México, la pandemia por la COVID-19 provocó que los trasplantes de órganos quedaran en el limbo, poniendo en riesgo la vida de miles de pacientes. Actualmente, han comenzado a retomarse pero de manera muy lenta y enfrentando un sinfín de obstáculos.