(TELEMUNDO ATLANTA).- En el estado de Hidalgo, México, continúa la desgracia para cientos de familias que han sido fuertemente golpeadas por las constantes lluvias.

A lo largo de esta semana, las calles se han convertido en lagunas y bajo ellas están los hogares y negocios de los pobladores.

Por si fuera poco, el área de pacientes de COVID-19  de uno de los principales hospitales de la entidad se inundó causando fallas en la energía eléctrica y dejando a los pacientes intubados sin poder respirar