México ha dejado de ser un país de tránsito y, se ha convertido, en un asilo para miles de migrantes centroamericanos que huyen de la pobreza y la violencia de sus naciones.

MÉXICO (TELEMUNDO ATLANTA).- México ha dejado de ser un país de tránsito y, se ha convertido, en un asilo para miles de migrantes centroamericanos que huyen de la pobreza y la violencia de sus naciones. 


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: