RÍO DE JANEIRO.-  Ante las declaraciones del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de decir que su administración no puede lidiar con la emergencia de los incendios en el Amazonas y culpando a organismos ONG de provocarlos, varios líderes de Europa han amenazado al país sudamericano con represalias.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que el presidente brasileño mintió sobre los compromisos ambientales de su gobierno y que van en contra de lo acordado entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur.

El gobierno de Finlandia, que preside actualmente la UE hizo un llamado a los países que conforman el bloque a reconsiderar la compra de carne brasileña. 

Los comentarios del presidente brasileño que los incendios fueron provocados por grupos en contra de su administración causó protestas.

Bolsonaro había anunciado previamente que su gobierno no podía hacer nada contra esta tragedia, pero después de conocerse las reacciones de rechazo de llíderes internacionales; el gobierno anunció una comisión especial para palear la emergencia.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, desde la semana pasada se contabilizan más de 9 mil 500 incendios en el Amazonas y desde principios de año se han producido más de 74 mil incendios en la zona, una cifra récord, que preocupa a las autoridades.

Los principales estados afectados son Mato Grosso, Amazonas, Para y Randonia.