CIUDAD DE MÉXICO.- En México, una nueva legislación causa polémica, le llaman “la ley antichanclazo” porque prohíbe el uso de métodos violentos para disciplinar a niñas, niños y adolescentes como los chanclazos, cinturonazos y los jalones de oreja; métodos que podrían ser muy comunes en países latinoamericanos.

El senado mexicano aprobó por unanimidad reformas a la ley de los derechos de niñas, niños y adolescentes que no permitirán el castigo corporal. De acuerdo con datos recientes de organizaciones civiles, en México, seis de cada diez menores de 14 años reciben disciplina con violencia en sus casas.

La ley tiene que ahora ser enviada a la cámara de diputados para su aprobación.