Las altas temperaturas podrían alcanzar un récord no visto desde hace más de 100 años

ATLANTA.- El termómetro alcanzó los 96°F el miércoles y se pronostica que el día de hoy llegue a los 97°F. . Usa mangas largas y de ser posible evita estar mucho tiempo al exterior, pues el calor podría alcanzar temperaturas récord el día de hoy

Los números no alcanzaron el récord de 100 grados, el día más caluroso fue el pasado martes donde se llegó a 98°F.

Si las predicciones del servicio meteorológico nacional se cumplen, haría que este 12 de septiembre sea el más caluroso registrado en más de 100 años. La última vez que Atlanta vio este tipo de calor fue en 1900.

El promedio para estas épocas del año es de 84°F en promedio.

El calor va a descender hasta el próximo domingo, por fin será un día en que la temperatura no rebase los 90°F.

La compañía Georgia Power invita a sus clientes a minimizar el impacto del calor que implica a sus facturas de energía.

Estos sencillos consejos podrían ayudarte a ahorrar energía y dinero

  • Uso adecuado del termostato: los costos de calefacción y refrigeración representan aproximadamente el 46% de su factura de energía promedio. Configure los termostatos manuales a 78°F para obtener la máxima eficiencia. Recuerda que cada grado más fresco puede aumentar su factura en un 4%.
  • Usa ventiladores: un ventilador de techo cuesta alrededor de $1.50 al mes, lo ayudará a sentirse más fresco sin tener que ajustar su termostato.
  • Ventilación: para mantener temperaturas constantes en toda su casa, mantenga las rejillas de ventilación y pasos de aire libres de obstrucciones, como muebles, cortinas y alfombras.
  • Almacenamiento de alimentos: ajuste el termostato de su refrigerador entre 35 °F y 38 °F, y su congelador a 0 °F para que funcione a la máxima eficiencia, pero tenga cuidado de no sobrepasar la capacidad del refrigerador.
  • Reducir fuentes de calor: reduzca la temperatura dentro de su hogar cocinando alimentos en el microondas o la estufa en lugar del horno cuando sea posible. Haga coincidir las ollas y sartenes con el tamaño del quemador para minimizar la pérdida de calor.