TELEMUNDO ATLANTA. Un niño de 12 años se niega regresar a Sequoya Middle School en la ciudad de Doraville donde es estudiante, luego de que su compañero supuestamente lo amenazo con un cortaplumas si no le entregaba el celular. Su madre pide justicia a las autoridades.