(TELEMUNDO ATLANTA).-  Era la madrugada del 8 de julio, cuando los ladridos de su perro lo despertaron y pudo notar que la casa de su vecinas estaba envuelta en llamas.

Abraham Sánchez López no dudó ni un instante y se convirtió en el “ángel guardián” de sus vecinas, dos mujer de edad avanzada, una de ellas en silla de ruedas. Y puso en riesgo su propia vida para sacar a las mujeres de lo que sería una muerte segura.

El Departamento de Bomberos de Dalton lo reconoció como un héroe de la comunidad. Es el segundo ciudadano que obtiene tan prestigioso reconocimiento.

"Yo no lo hice para hacerme sentir como un héroe", dijo Sánchez, agregó, "Como hispano me siento orgulloso y quisiera que todos demos lo mejor de nosotros".