Final de alto calibre en la Liga de Naciones

La Liga de Naciones definió a su campeón en la categoría de segunda división en el turno de la mañana.

El duelo final, escenificado en las canchas del Bryson Park de la ciudad de Lilburn tuvo a los equipos Tigres, en su mayoría con jugadores mexicanos, enfrentando a Chelsea, equipo con una buena suma de jugadores salvadoreños.

Tigres sacó la mejor parte en la gran final

El partido se fue por una sola vía, la vía mexicana. Tigres dominó las instancias desde sus inicios, saltando al frente en la primera mitad y nunca mirando hacia atrás para así culminar como campeones del certamen.

Para Tigres es su primer campeonato en la liga de naciones, una gesta histórica para el equipo. Esto comentó el capitán de la escuadra campeona, Israel Reina, tras la obtención del título.

“Muy feliz y muy orgulloso. Todos los jugadores de este equipo, desde el primer momento, le echan ganas” dijo Israel. “Desde que empezó este torneo, todo el equipo mostró las ganas de obtener el título y gracias a Dios se dio.”

Fue un partido duro con muchas tarjetas amarillas y rojas

Reina también habló sobre lo duro del partido, un encuentro donde se sacaron un total de 11 cartulinas amarillas y donde Tigres tuvo que aguantar el partido con nueve hombres tras la expulsión de dos de sus elementos.

 “Estuvo un poco duro el partido, bastante áspero, pero pudimos aguantar el resultado para quedar campeones” dijo Reina. “El rival fue muy duro, yo los conozco desde hace bastante tiempo, sé cómo juegan, fue un partido difícil debido a que ellos tienen buenos jugadores, pero creo que el mejor equipo fue el que ganó".

Tigres buscará el bicampeonato en el torneo de otoño que ya inició en las canchas del Bryson Park.