La Peachtree Road Race, la carrera de 10 kilómetros más grande en participación de los Estados Unidos cumplirá 50 años este 4 de julio.

La carrera cuenta con una larga y dilatada historia

Una historia salpicada por momentos con el talento y tenacidad de los hispanos.

Tres atletas latinos, todos mexicanos, han ganado la carrera en cuatro oportunidades. Dionicio Cerón fue el primero en 1990, hasta ahora el único hispano en ganar la carrera a pie.

Saul Mendoza en 1999 y 2004, este último con un récord de pista que se mantiene vigente y Aaron Gordian, en 2012, ganaron la carrera en sillas de ruedas.

Este 4 de Julio, algunos hispanos tendrán su primera experiencia; para otras será algo ya tradicional. Juan Pablo Aragón, maratonista colombiano, ha corrido la Peachtree desde el 2008. Según él las emociones que se viven son inigualables.

“Se siente esa pasión de que estamos celebrando un día para correr en Atlanta” dijo Aragón, quien además es entrenador con el Atlanta Track Club. “Estamos celebrando una fiesta, es una fiesta que yo considero como la mayor fiesta del running en Atlanta”.

Eduardo Cabañas estará corriendo la carrera por segunda ocasión, tras enamorarse de ella durante su primera participación en 2018.

“No se puede describir en palabras, porque uno lo tiene que experimentar por sí mismo” dijo Cabañas. “Lo que más me impresionó y encantó fue ver a diferentes personas de otras partes del mundo, de diferentes razas, sexos, alturas, todos llegando a un solo evento, haciendo lo mismo, pasando por lo mismo, sufriendo lo mismo”

Cindy Martínez también correrá su segunda Peachtree Road Race, pero sus circunstancias son distintas e inspiradoras.

En 2015, Martínez, una exinfante de marina, fue diagnosticada con fascitis necrosante, mejor conocido como la bacteria come carne, una infección que la dejó al borde de la muerte.

Para salvar su vida, doctores tuvieron que amputarle las dos piernas, un brazo y los dedos de una mano. Pero lejos de hundirse, esta valiente hispana salió adelante, superando las adversidades.

En 2018, Martínez corrió su primera Peachtree Road Race, un trayecto memorable ya que marcó la primera ocasión desde que se enfermó en que pudo recorrer 10 kilómetros caminando bajo su propia fuerza.

“Era algo que quería hacer, no solamente para mí y mi salud.” Comentó Martínez. “Quería enseñarle a la gente que nos apoyó en esos tiempos que todavía estoy aquí, que gracias a ellos estoy bien y que sigo caminando hacia adelante”

La carrera tuvo un significado aún mayor en la milla 3, el punto donde los corredores pasan frente al Shepherd Center, el centro de rehabilitación donde Cindy aprendió nuevamente a caminar y a ser independiente. Su mensaje para personas que estén pasando por situaciones similares es sencillo.

“Yo estuve en la misma situación que muchas de esas personas. Si por medio de la carrera yo puedo enseñarles que aún tienen futuro, que aún tienen oportunidades, que pueden correr o caminar no importa, pueden seguir activos. Si logro inspirar eso, habré completado uno de mis objetivos”

Son hispanos de distintas edades, experiencias e historias, pero todos tienen algo en común, un amor por la Peachtree Road Race, una carrera que celebra a la ciudad, su ciudad, nuestra ciudad: Atlanta.