Correr un maratón no es tarea fácil, para recorrer 26.2 millas sin parar, el cuerpo necesita de un arduo proceso de entrenamiento, entrenamiento que resulta difícil al agregar las presiones y necesidades del día a día. Según el periódico USA-Today, menos del 1% de la población de los Estados Unidos corre en maratones y medio maratón. Por eso la historia de Jordan Ramirez, un niño de ascendencia hispana de solo 10 años resulta interesante y sorprendente.