Caras largas y malos recuerdos para los Bravos

Las caras largas reinaron esta tarde en SunTrust Park. Los Atlanta Braves limpiaron sus casilleros y se dirigieron a sus respectivos destinos tras la aparatosa derrota de anoche ante los Cardenales de San Luis por 13-1 que los dejó fuera de la postemporada.

Todavía no hay explicación

La debacle sufrida en casa aún no tiene explicación según el gerente general del equipo Alex Anthopoulos.

“No hay forma de planificar para eso, el porcentaje de que eso ocurra en un partido es extremadamente pequeño. Asi que yo particularmente observo los primeros cuatro partidos. Yo siento que estábamos en posición de ganar esos partidos, pero perdimos oportunidades, cosas que pasan en series cortas. Es una pastilla difícil de tragar, no queríamos estar acá tan temprano en los playoffs, pero siento que en algún momento apreciaremos el hecho de haber ganado la división dos años consecutivos, pero por ahora, es duro.”

Snitker: "Siento un hoyo en mi estómago"

Por su parte el manager del equipo Brian Snitker se mostró aun consternado por la manera en la cual el equipo quedó eliminado.

“No me siento bien aquí sentado, hoy me levanté sin dormir nada. No me siento bien, no va ser divertido ver las demás series. Para serte sincero no sé si las veré. Tengo un hoyo en el estómago en estos momentos, porque somos un muy buen equipo, ganamos 99 juegos esta temporada y eso es difícil de lograr. Yo estoy seguro que todos mis jugadores sienten que somos uno de los mejores equipos, ya quedamos fuera. Por eso jugamos los partidos, pero siento que…no sé qué siento.”

Los Bravos no regresarán al terreno hasta los entrenamientos primaverales en Florida a mitad de febrero en el 2020.