Los Bravos sacaron la escoba contra los Piratas

Los Bravos sacaron la escoba ante los Piratas de Pittsburgh y con dos triunfos en menos de 24 horas concretaron una barrida de cuatro partidos ante los Piratas que los dejó en posesión solitaria de la primera casilla de la División Este de la Liga Nacional.

Anoche en SunTrust Park, los Bravos necesitaron de extra innings para obtener un cerrado triunfo por 8-7. El novato Austin Riley fue dinamita desde el plato, bateando de 5-3 con tres carreras anotadas y tres impulsadas. El momento decisivo del partido llegó en el onceavo capitulo cuando Ozzie Albies bateó un doblete que trajo al plato la carrera que dejó en el campo a la visita.

Misma historia el día de hoy.

En menos de 12 horas los equipos estaban nuevamente jugando en SunTrust Park el último partido de la serie. El resultado fue similar al de la noche, con los Bravos ganando por la mínima diferencia, 6-5. En esta oportunidad los bates bravos sonaron más fuerte en la quinta entrada, periodo donde anotaron cinco de las seis carreras totales. Freddie Freeman se fue de 5-2 con una carrera anotada y dos impulsadas. Ozzie Albies siguió caliente a la ofensiva al apoyar la causa con dos batazos, uno de ellos un cuadrangular, dos carreras impulsadas y una anotada.

Importante serie durante el fin de semana de los padres

Atlanta suma ahora siete partidos consecutivos saboreando las mieles de la victoria. A partir de mañana llegan a la ATL los Phillies de Filadelfia, precisamente su más cercano perseguidor en la carrera por el banderín de la División Este de la Liga Nacional. La serie entre Phillies y Braves durará hasta el domingo, iniciando a las 7:20 p.m. este viernes.