El Porto de Portugal, único equipo con jugadores mexicanos en su plantilla en octavos de final de la UEFA Champions League, viajó hasta Italia para medirse a la Roma en el estadio olímpico.

Tras una primera mitad sin sobresaltos, la segunda trajo tres goles. No fue hasta el minuto 70 que cayó la primera anotación en el partido. Nicolo Zaniolo abrió la cuenta para los de casa con un derechazo imparable dentro del área. El propio Zaniolo amplió la ventaja romanista seis minutos más tarde tras rebote en el paral.

El 2-0 parecía un marcador cuesta arriba para los dragones portugueses, pero un tanto de Adrián López apenas un minuto más tarde le devolvió las esperanzas a la visita.

El mexicano Héctor Herrera, quien fungió como capitán de la escuadra, por poco igualó las acciones al minuto 82 con un disparo que se fue desviado. Pese a los embistes del Porto, no habría más goles.

El 2-1 deja la llave abierta para el choque de vuelta en tierras lusas.

Quien si la tendrá difícil es el Manchester United inglés.

Los Diablos Rojos recibieron en el estadio Old Trafford al Paris Saint Germain, pero el estadio, al cual apodan el “Teatro de los Sueños”, se convirtió en una pesadilla para los ingleses.

Presnel Kimpembe marcó el primer gol del PSG al minuto 53. Siete minutos más tarde fue el delantero Kylian Mbappé quien vulneró de nuevo el pórtico del cancerbero español David de Gea, colocando el 2-0 que a la postre se convertiría en final.

Para colmo de males, el mediocampista del United Paul Pogba recibió su segunda tarjeta amarilla al minuto 89 y se perderá el partido de retorno en la capital francesa. Una misión que parece muy cuesta arriba para los pupilos de Ole Gunnar Solskjaer.

Sports Anchor