(TELEMUNDOATLANTA).- El mundo del deporte, o mejor dicho, el mundo entero, sigue llorando la pérdida del ícono deportivo Kobe Bryant.

En Atlanta, los gestos de cariño y remembranza no han faltado. Durante el partido entre los Atlanta Hawks y Washington Wizards, ambos equipos le rindieron tributo al emblemático jugador, intercambiando violaciones de 8 segundos y luego de 24 segundos, honrando los dos números que portó el legendario jugador a quien apodaban el "Mamba Negro".

Trae Young, el mejor jugador de los Atlanta Hawks, creció idolatrando a la figura de los Lakers de Los Ángeles; la hija de Bryant, Gianna, quien también pereció en el accidente, confesó que Young era su jugador favorito. Un emocional Young inició el partido con el número 8, mismo con el cual Bryant inició su carrera y dijo esto tras la victoria de los Hawks.

“Durante una de las últimas conversaciones que tuvimos, me comentó lo mucho que había notado como había mejorado mi juego” comentó Young con voz entrecortada. “Estaba feliz por mí. Me dijo que estaba muy orgulloso y me pidió que siguiera creciendo como jugador y persona para ser un ejemplo a seguir para los niños, para su hija “Gigi”. Me dijo siguiera inspirando a los pequeños y siguiera dejándolo todo en la cancha. Esa fue nuestra última conversación”

El veterano Vince Carter, quien tiene planeado retirarse al final de temporada, también habló sobre Kobe al finalizar el partido.

“Conocí a Kobe desde que el tenía 15 años y yo 16, en el circuito de baloncesto AAU. Competimos durante 18 años, hablábamos, casi nos peleamos en una oportunidad, nos felicitamos muchas veces, nos odiamos en un par de ocasiones y disfrutamos durante 18 temporadas. Es difícil elegir un momento especial en específico porque tengo muchos”.

Bryant le tenía mucho cariño a la hinchada hispana e internacional. Nacido en Philadelphia, Bryant emigró a Italia cuando tenía 6 años, viviendo en territorio italiano durante 8 años, época en donde aprendió a hablar el idioma y nació su amor por el fútbol, su deporte favorito después del baloncesto.

Bryant se casó a los 18 años con quien sería su esposa hasta el día de su muerte, Vanessa Bryant. Con Vanessa, tuvo cuatro hijas, de las cuales tres le sobreviven. Vanessa, cuyo nombre completo es Vanessa Cornejo Ubierta, nació en Estados Unidos, y de origen mexicana fue quien le enseñó a hablar el español, idioma que el astro aprendió con suma facilidad.  

Su legado es intachable, su memoria imborrable. La NBA ya había anunciado en diciembre que Bryant era uno de los nominados para ingresar al Salón de la Fama Naismith de Baloncesto, en Springfield Massachussets. Esta tarde autoridades del salón anunciaron que Bryant sin lugar a dudas será exaltado al salón en lo que promete ser un evento memorable en agosto de este año.

Kobe Bryant, ícono, figura, jugador, padre y esposo, tenía 41 años.