Emocionante final en la Liga de Naciones

La Liga de Naciones celebró la gran final de su categoría de primera división, con un partido tradicional entre dos reconocidos equipos locales como lo son Fuerte San José y Romero.

El choque, celebrado en la ciudad de Lilburn, contó con todo lo que se esperaba, como goles, acción de ida y vuelta junto con emoción de sobra. El duelo entre escuadras salvadoreñas culminó igualado a cuatro goles por bando y se tuvo que definir por la vía de los penales.

Fuerte San José contó con la suerte desde las 12 pasos

Dos atajadas del cancerbero de Fuerte San José, Tomás Pichardo terminó siendo la clave para el triunfo del “fuerte” que terminó al frente en la tanda desde los 12 pasos por 4-3. Esto comentó Pichardo tras la obtención del título.

“Bueno, aquí me conocen por tapar penales, pero tenía rato que no se me daba, pero gracias a Dios hoy se me dio.”

Por su parte Óscar Portillo, dueño de Fuerte San José, agregó lo siguiente sobre el partido.

“Fue una final muy bonita, muy fuerte. El equipo rival fue muy competitivo. Esta vez se gozó una final muy linda con muchos goles. Cuando se puso el juego 4-4 me di cuenta que podía ganar cualquier equipo, porque los penales son suerte, pero se nos dio, se nos dieron las cosas y somos los campeones”

La Liga de Naciones ya inició su temporada de invierno en las canchas de Bryson Park en Lilburn.