Fuerte descalabro en Monterrey para Atlanta United.

Los altibajos del Atlanta United en 2019 continuaron de manifiesto en México cuando el campeón de la MLS se enfrentó al Monterrey por los cuartos de final de la Concachampions. El conjunto de la MLS fue dominado de principio a fin por los rayados y terminaron sufriendo una dura derrota por 3-0 en el Estadio BBVA Bancomer.

La primera mitad mostró un equipo regiomontano lanzado al ataque, estrategia que trajo frutos, aunque de manera controversial al minuto 17 cuando Nicolás Sánchez anotó desde el punto penal tras una falta dudosa en el área.

Últimos 10 minutos para el olvido.

En el segundo tiempo el Atlanta United se asentó en la cancha, aunque no trajo mayor peligro al pórtico regiomontano. El partido parecía encaminarse a una victoria por la mínima para los rayados, un buen resultado para Atlanta, hasta que en los últimos 10 minutos cambiaron las cosas de manera radical. Dorlan Pabón marcó un verdadero golazo al minuto 80 y Jesús Gallardo clavó una daga al United cuatro minutos más tarde. El partido terminó 3 a 0 a favor de los mexicanos, marcador que pareciera a priori ser mortal para las cinco franjas. Esto dijo el capitán del equipo Michael Parkhurst tras el partido.

“Si pudiéramos haber salido de acá con el uno cero hubiese sido un buen resultado, pero esos últimos 10 minutos no fueron buenos. Ahora tenemos que salir a presionar y atacar en el próximo partido.”

Por su parte Pabón manifestó que el resultado es bueno para los rayados, pero no hay motivo para confiarse.

“Si, es un buen resultado, pero igual todavía no tenemos nada ganado. Sabemos que ellos son muy fuertes en casa y que juega muy bien al fútbol. Nosotros igual tenemos que ir a hacer un buen trabajo para lograr salir adelante.”

Difícil tarea para las cinco franjas la próxima semana.

La montaña que tendrá que escalar el Atlanta United para acceder a las semifinales del torneo parece más alta que el Cerro de la Silla, sin embargo las cinco franjas intentarán la remontada el próximo miércoles en un repleto Mercedes Benz Stadium.