Migrantes enviados a Martha’s Vineyard en avión denuncian que fueron engañados por una misteriosa mujer a la que llaman Perla

Los inmigrantes enviados por el gobernador de Florida a Martha's Vineyard dijeron haber sido...
Los inmigrantes enviados por el gobernador de Florida a Martha's Vineyard dijeron haber sido engañados para abordar los aviones que los dejaron en esa isla vacacional.(Telemundo)
Publicado: 17 sep 2022, 11:07 GMT-4
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

ATLANTA, Georgia (Telemundo Atlanta) - Varios migrantes enviados por el gobernador de Florida, el republicano Ron De Santis, desde San Antonio, Texas, a la isla de Martha’s Vineyard (Massachusetts), aseguraron que una mujer, a la que identificaron como Perla, les engañó en la ciudad texana para que abordaran los dos vuelos que los llevaron ahí.

Supuestamente, la mujer les dijo que iban a ser trasladados a Boston, también en Massachusetts, pero a casi 100 millas al norte, y que se les acelerarían los trámites para conseguir sus permisos de trabajo como solicitantes de asilo.

Emmanuel, un joven venezolano de 27 años, le contó al periódico San Antonio Report que Perla le pagó 200 dólares para que buscara a migrantes a los que enviar en avión a “estados santuario”, donde “hay ayudas para los migrantes”.

“Yo soy solo un mediador porque quiero ayudar a la gente”, agregó, explicando que le dio el contacto a Perla de 10 personas en un centro de recursos para inmigrantes.

De acuerdo con el joven, la mujer dijo que el dinero que le ofreció provenía de un “benefactor anónimo” que financiaba los vuelos.

Otro migrante, que no quiso dar su nombre, también le dijo al diario Vineyard Gazette que fue reclutado por una mujer llamada Perla.

“Creo que todo esto es una estrategia para hacernos faltar a nuestras citas en la corte para que tengamos problemas con la ley y puedan deportarnos”, afirmó. Este solicitante de asilo tiene una cita ante una corte migratoria en Los Ángeles, la semana próxima, indicó el diario.

“Les dijeron que tendrían un trabajo y una vivienda”, denunció Elizabeth Folcarelli, directora de Martha’s Vineyard Community Services, a la agencia de noticias The Associated Press.

Otro migrante que se identificó como Luis le contó a la agencia de noticias Reuters que Perla se acercó a él y a su familia a las puertas del centro de inmigración en San Antonio y que los alojó en un hotel, pero no les dijo su apellido ni ninguna afiliación. Les pidió además que firmaran una exención de responsabilidad.

Julio Henríquez, un abogado que se reunió con varios de los 50 migrantes trasladados en esos dos aviones, dijo a The Associated Press que “no tenían idea de adónde iban ni dónde estaban”.

Los dos vuelos a Martha’s Vineyard hicieron escala en Florida, dijo Henríquez. A bordo, los migrantes recibieron información y mapas de Massachusetts.

Varios de los solicitantes de asilo explicaron a la radio pública (NPR) que su vuelo salió de San Antonio, y que les dijeron que estaban siendo llevados a Boston. Los migrantes, incluido Emmanuel, describieron a Perla como una mujer de pelo rubio que conducía una camioneta blanca.

Andrés Duarte, un venezolano de 30 años, dijo al medio Daily Beast que había cruzado recientemente la frontera con Texas y que acabó acudiendo a un refugio en San Antonio.

También te puede interesar:

“Ella [Perla] nos ofreció una ayuda que nunca llegó”, dijo. “Mira, cuando no tienes dinero y alguien te ofrece ayuda, pues significa mucho”, agregó.

Una carta sin firmar que recibieron los migrantes les conminaba a notificar a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) sobre su cambio de dirección, pese a que la encargada de esos trámites es en realidad otra agencia, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), explicó Henríquez. “Es un consejo terrible”, dijo.

Varios de los migrantes trasladados a Martha’s Vineyard tienen citas con ICE el 19 de septiembre en San Antonio. A otros se les ordenó presentarse ante las autoridades de inmigración en un plazo de entre dos semanas o tres meses en ciudades como Philadelphia y Washington D.C.

El gobernador de Massachusetts, el demócrata Charlie Baker, dijo este viernes que ofrecerá refugio y apoyo humanitario a los migrantes, y agregó que activará a 125 miembros de la Guardia Nacional para asistir en esas tareas.

Baker habilitó refugios en la base militar de Cape Cod, y dijo que la Agencia estatal de Gestión de Emergencias se ha coordinado con las autoridades locales para garantizar alimentos y servicios esenciales.

Los migrantes fueron trasladados en autobuses este viernes a la base militar, que fue utilizada en 2005 para albergar a personas desplazadas en Louisiana por el huracán Katrina, y sirvió de hospital en los peores meses de la pandemia de coronavirus.