¿Es una ruina antigua o algo más? Misteriosa calzada submarina descubierta por científicos.

¿Antigua superficie pavimentada o algo natural? Los expertos se sobreponen a su sorpresa y...
¿Antigua superficie pavimentada o algo natural? Los expertos se sobreponen a su sorpresa y explican de qué se trata.(YouTube)
Publicado: 17 sep 2022, 14:15 GMT-4
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

ATLANTA, Georgia (Telemundo Atlanta) - Un grupo de científicos del Fondo de Exploración Marina (Ocean Exploration Trust) encontró a 600 metros de profundidad del océano Pacífico, lo que parece ser una antigua superficie pavimentada.

Inmediatamente, se le relacionó con las leyendas de civilizaciones hundidas en el mar, como Lemuria, en el mismo Pacífico, o la Atlántida, en el Atlántico.

En ambos casos, y como nos recuerda el diario El Tiempo al reportar este descubrimiento, se habla de potencias militares que terminaron en el fondo del mar por una catástrofe.

Sin embargo, tras el increíble hallazgo, varios expertos del equipo señalaron que la sorprendente “carretera” se trata en realidad de formaciones rocosas producidas por la actividad volcánica submarina, al norte de las islas de Hawaii.

También te puede interesar:

De hecho, desde marzo, oceanógrafos a bordo del buque EV Nautilus se han dedicado a investigar el origen de miles de montes submarinos para entender cómo se formaron las islas de Hawaii.

El proyecto, financiado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, realiza búsquedas con un brazo robótico con el que puede analizar las formaciones geológicas y recoger rocas en la profundidad del mar.

Y aunque los miembros del equipo estaban dispuestos a encontrarse con infinidad de criaturas y tesoros marítimos, nunca se imaginaron que verían la antigua superficie pavimentada.

Incluso uno de los científicos gritó: “¡Es el camino a la Atlántida!”, mientras otro lo encontró parecido “al camino de ladrillos amarillos” de la novela infantil “El maravilloso mago de Oz”.

“En la cima del monte submarino Nutka, el equipo detectó una formación de ‘lecho de lago seco’, ahora identificado como un flujo fracturado de roca de hialoclastita, un tipo de roca volcánica que se forma en erupciones de alta energía donde muchos fragmentos se asientan en el lecho marino”, dijeron los expertos.