Arrestan a dos menores por la muerte por sobredosis de una estudiante hispana

Un joven de 15 años es el sospechoso de haber vendido las pastillas, y fue acusado de homicidio...
Un joven de 15 años es el sospechoso de haber vendido las pastillas, y fue acusado de homicidio involuntario.(Telemundo)
Publicado: 17 sep 2022, 15:12 GMT-4
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

LOS ÁNGELES, California (Telemundo Atlanta) - Dos jóvenes de 15 y 16 años fueron arrestados el jueves en relación con la venta de pastillas contaminadas con fentanilo que causaron la muerte de una adolescente de 15 años y otras tres hospitalizaciones de menores por sobredosis esta semana.

Por si fuera poco, expertos avisan además de dos drogas nuevas en las calles, más potentes que el fentanilo, que agravan la epidemia de sobredosis.

El joven de 15 años es el sospechoso de haber vendido las pastillas, y fue acusado de homicidio involuntario, informó el jefe de la policía de Los Ángeles, California, Michael Moore.

Le encontraron varias pastillas con fentanilo cuando lo detuvieron en casa de su abuela, según Moore. El joven de 16 fue acusado de vender narcóticos en Lexington Park.

Ambos eran estudiantes de la escuela APEX Academy, una escuela pública que es independiente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles y que comparte el campus con Bernstein, dijo la policía.

La menor fallecida fue identificada como Melanie Ramos. Fue hallada inconsciente en los baños de la escuela este martes.

“Ellas no saben y las personas que les dan [las pastillas] obvio que no les van a decir qué les están dando, qué reacción puede pasar. A ella la engañaron”, dijo en una entrevista con Noticias Telemundo la madre de Ramos, quien pidió que la identificaran solo como Helena. “Era muy amable, muy educada, muy cariñosa”, contó.

Expertos avisan también que cada vez más se están infiltrando dos peligrosas drogas, muy potentes y que pueden provocar sobredosis mortales.

Una de ellas es una clase de opioide sintético, llamado nitazeno, que puede ser hasta 10 veces más potente que el fentanilo, el cual ya es 50 veces más potente que la heroína.

El Departamento de Salud de Tennessee publicó el jueves datos que muestran un aumento en las sobredosis mortales relacionadas con nitazeno en los últimos años. En 2019 no hubo ninguna en el estado, en 2020 hubo 10 y en 2021 se registraron 42 muertes de sobredosis.

Expertos advierten además sobre la xilacina, un tranquilizante para animales no opiáceo, que se ha encontrado mezclado con el fentanilo. “Eso es un desastre en potencia”, dijo a la cadena de noticias NBC News Erin Tracy, del Centro de Investigación de Prevención de Lesiones de la Universidad de Carolina del Norte.

También te puede interesar:

La xilacina se usa para sedar a los caballos, perros y otros animales antes de una cirugía. Cuando se hacen análisis toxicológicos no se suele buscar esta sustancia. Pero se encuentra cada vez más mezclada con drogas inyectables.

A menudo se la conoce como tranq o tranq dope. Las personas que la consumen tienden a caer en un estado de inconsciencia durante horas.

“Esta profunda sedación deja a las personas en lugares realmente inseguros”, haciéndolas vulnerables a agresiones sexuales y robos, dijo Laura Kehoe, directora de la Clínica Bridge de Trastornos por Uso de Sustancias del Hospital General de Massachusetts.

Los efectos sedantes de la xilacina son tan potentes que una persona puede asfixiarse, por ejemplo, si se tumba boca abajo sobre una almohada, añadió Joseph D’Orazio, profesor de medicina en la Universidad de Temple, en Philadelphia.

El fármaco también se ha relacionado con informes de abscesos cutáneos, no muy diferentes de los casos observados en otros consumidores de drogas inyectables. En algunos casos, las heridas son tan graves que es necesario amputar los miembros afectados.