Niegan la entrada a reportera que iba a presenciar ejecución porque su falda era muy corta

La prisión Holmanen Atmore, en Alabama, en enero de 2022.
La prisión Holmanen Atmore, en Alabama, en enero de 2022.(Jay Reeves / AP)
Publicado: 1 ago 2022, 13:18 GMT-4
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

ATLANTA, Georgia (Telemundo Atlanta) - Oficiales de una prisión estatal en Alabama le negaron la entrada a una periodista que iba a cubrir la ejecución de un preso porque su falda era muy corta.

Noticias Telemundo informó que a Ivana Hrynkiw no le permitieron el acceso a la cárcel porque su ropa y calzado violaban el código de vestimenta.

La reportera denunció que había elegido la misma falda y zapatos que ya había usado en ocasiones similares.

Noticias Telemundo informa que Hrynkiw había acudido al centro correccional William C. Holman a presenciar la ejecución de Joe Nathan James Jr., que recibió la inyección letal por asesinar a su exnovia en 1994 pese a las súplicas de la familia de la mujer para que le fuera perdonada la vida.

“He usado esta falda en otras ejecuciones sin incidentes, así como en el trabajo, eventos profesionales y más lugares, y la considero más que adecuada. Mido 5 pies y 10 pulgadas con tacones, soy una persona alta y de piernas largas”, dijo Hrynkiw, que ha presenciado siete ejecuciones.

Los oficiales de la prisión, sin embargo, le negaron en esta ocasión la entrada, tras explicar, según su portavoz, Kelly Betts, que el nuevo director de la cárcel, Terry Raybon, había ordenado cumplir con el código de vestimenta.

También te puede interesar:

Hrynkiw contó que trató de bajarse la falda hasta la cadera para cumplir con el requerimiento, pero los oficiales penitenciarios le dijeron que eso no era suficiente.

De acuerdo con Noticias Telemundo, un reportero de televisión que también había acudido a informar sobre la ejecución y que presenció lo ocurrido le ofreció a la periodista unos pantalones de pesca impermeables que tenía guardados en la cajuela de su auto.

“Esta fue una situación incómoda”, dijo la periodista, “y me sentí avergonzada de que mi cuerpo y mi ropa fueran cuestionados frente a una sala llena de personas que en su mayoría no había conocido”.

Aun así, le negaron la entrada porque sus zapatos “eran demasiado reveladores”, según contó la periodista, que hubo de cambiárselos por un par de tenis nuevos que había comprado y llevaba en el auto.

“A pesar de usar los pantalones de un hombre que acababa de conocer y tenis informales, seguí con mi trabajo”, explicó la periodista, “me senté, traté de dejar de sonrojarme e hice mi trabajo. Como a menudo lo tienen que hacer muchas mujeres”.

Kelly Ann Scott, editora en jefe y vicepresidenta de Alabama Media Group, dijo que lo que le sucedido a su periodista estuvo “mal”, y presentó una queja formal al Departamento estatal de Prisiones. Con información de Noticias Telemundo.

Derechos de autor 2022 WKTB. Reservados todos los derechos.